Español

TKP texto de Buenas Noticias

Este año me ha impresionado cada vez más la fuerza de la idea de que la forma en que se entiende y se representa el problema determina lo que hacemos. Y nuestro enfoque de coaching, que sostiene que el lenguaje es generativo, se está volviendo más vivo para mí en todo el trabajo reciente que hemos estado haciendo.

Hablar de las organizaciones, por ejemplo, como redes vivientes abiertas y complejas (¡no complicadas!), que requieren bucles de retroalimentación saludables, vivir con incertidumbre y conflicto como parte del terreno, donde un miembro afecta al todo y el todo afecta a cada miembro produce resultados muy diferentes al hablar de las organizaciones como si fueran estructuras cerradas para ser gestionadas….

Cuando ofrezco esta descripción a los clientes (con un gran homenaje a la Teoría de la Complejidad y al Pensamiento de Sistemas) y trabajamos con ella, me he dado cuenta de que se abre un espacio para nuevas direcciones y posibilidades a veces sorprendentes. ¿Qué son algunos de ellos?

  1. Los individuos reconocen su papel en la retroalimentación, por muy desalentadora que sea, porque retener su retroalimentación priva al `sistema adaptativo complejo’ -su organización- de la oportunidad de aprender, adaptarse y crecer. Nuestro lenguaje aquí se vuelve menos acerca de verificar, evaluar y extraer; más acerca de atreverse a ofrecer y escuchar.
  2. Una conexión genuina con el propósito de la organización se reaviva -o como la palabra japonesa’ikigai’ codicia- su razón de ser. El lenguaje aquí se vuelve menos sobre obligaciones y requisitos; más sobre el cambio del que queremos formar parte.
  1. Un cambio en la noción de rendición de cuentas está estrechamente relacionado con el hecho de que los miembros acepten el propósito de su organización. Se vuelve menos grave y exigente… la función de liderazgo no está cargada con la carga de tener que inculcar responsabilidad y los individuos están más abiertos a mantener la responsabilidad personal. El lenguaje aquí se vuelve menos sobre la rendición de cuentas hacia arriba a los donantes, menos sobre el cumplimiento, menos sobre la rendición de cuentas de sí mismo ante nosotros, y más sobre la rendición de cuentas hacia abajo ante nuestros grupos de interés finales y de lo que cada uno de nosotros siempre es responsable, es decir, de nuestra propia ética y comportamiento.

 

  1. Con el aumento de las demostraciones de responsabilidad personal, la motivación y la energía parecen crecer, y muchas innovaciones y soluciones naturales comienzan a iluminar el sistema en diferentes puntos. El lenguaje aquí se vuelve menos sobre la gestión del cambio y más sobre permitir espacio para la autonomía y la creatividad.
  2. La “agencia” que a menudo decimos que buscamos para nuestros grupos de interés en última instancia empieza a suceder dentro de nuestras propias organizaciones: las relaciones dinámicas y la conectividad empiezan a funcionar, bajo principios de auto-organización, en equipos multifuncionales, en grupos de trabajo de proyectos, en configuraciones matriciales, en colaboraciones inesperadas y en enlaces externos. El lenguaje aquí se vuelve menos sobre las jerarquías formales y más sobre las redes
  3. Se cuestiona la maquinaria de monitoreo y evaluación. El lenguaje tiende a ser menos sobre las pruebas (con comprobaciones y mediciones y controles) y más sobre la mejora de nuestra contribución a nuestro propósito convincente.

 

  1. Vemos más pruebas de que los miembros de este sistema viviente abordarán conversaciones que importan y que pueden haberse evitado – porque éstas se enfrentan para el mejoramiento del todo y ese todo tiene un propósito central en el que creemos. El lenguaje aquí se vuelve menos sobre la culpa y la evasión y más sobre abordar y resolver

 

Se afirma que nos enfrentamos a tiempos volátiles, inciertos (uncertain), complejos y ambiguos (VUCA), en los que abundan “problemas perversos”, es decir, problemas cuyas soluciones requieren que un gran número de personas cambien de mentalidad y de comportamiento.

¿Cómo describimos nuestras organizaciones en un lenguaje que puede engendrar los tipos de cambios de mentalidad y comportamiento necesarios para que prosperen en estos tiempos?

¿Cómo describir mi propia organización -como una estructura o un organismo- y a dónde me lleva ese lenguaje?

Ruth Jolly

The Kairos Project, Abril 2018

Ruth Jolly